De playa en playa

6. Esa niña que miraba al mar

Esa niña que miraba al mar. Con sus ojos azules y su pelo moreno. Con su camisa de cuadros y aquella pulsera en su brazo izquierdo. Sentada sobre las piedras, inmóvil, contemplando en la soledad las olas del mar.

Esa niña que miraba con la esperanza de ver más allá, de encontrar por fin una respuesta a su deseo de felicidad. Que miraba y miraba, buscando quizá descubrir algo que se le había escapado hasta el momento, algún nuevo barco, algún nuevo viento.

Esa niña que miraba preguntándose que habría al otro lado. Preguntándose si algún día se atrevería a cruzar, se atrevería a verlo con sus propios ojos y a dejar de imaginar. Si algún día sentiría, al final, la arena caliente de aquel lugar.

Se preguntaba si él le esperaría. Si él también estaría sentado al otro lado, contemplando, pensando en la otra orilla. Pensando también en cruzar, en encontrarla. Se preguntaba quién de los dos tendría las agallas suficientes para cruzar primero, para lanzarse a lo desconocido, en busca de aquel tesoro perdido. En busca de algo que ninguno de los dos sabe si estará, en busca del otro, en busca de un sueño, de algo que dicen que no es real.

Y se quedaron allí, los dos esperando, contemplando, mirando al mar.

El contador de arena

Advertisements

One thought on “6. Esa niña que miraba al mar

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s