Desde Hong Kong con amor

2. The party! (LKF)

Rebusco nervioso entre los bolsillos traseros de mi pantalón. ¿Dónde? ¿Dónde está? No puede ser que me lo haya dejado. Pruebo suerte en los bolsillos de delante. Nada. Espera… quizá en la cartera… ¡Qué narices, si no he traído cartera! Vuelvo a meter la mano. Sí, sí, aquí está. ¡Uff, que alivio! Saco la entrada del bolsillo y la desdoblo, como queriéndome asegurar de que, en efecto, es la entrada. Se la muestro a una de las chicas que está en la puerta. Nos piden el DNI, 21 años, si, tenéis derecho a dos cervezas. Guau, que derroche. Por poco, unos meses antes y lo único a lo que aspiro es a un botellín de agua (y además caliente, como les gusta tomársela aquí). Nos sellan el brazo. Mister y yo giramos la cabeza y nos miramos. La enorme puerta de la Sala Central del Main Building de la mismísima Hong Kong University nos abre el paso. Cruzamos el umbral y…

Un montón de focos de colores se abren paso entre la oscuridad de la sala. Se van turnando para ver cual de ellos es el que pinta con más intensidad los camisetas blancas de todos los que allí se encuentran. A su vez, unos cañones de humo se apuntan a la velada. Miles de pulseras y collares brillantes de los más diversos colores avisan de que por ahí cerca se encuentra alguien bailando, o al menos, moviéndose. Todo el mundo se arremolina formando un circulo en el centro de la pista. Nos acercamos a echar un vistazo. Un afrochino se lanza al medio, antes de que nos de tiempo a reaccionar, el hombre empieza a girar más rápido que una peonza. Se apoya con la cabeza, con las manos, con los antebrazos. Para cuando terminar creo que se nos han quitado a todos los ganas de bailar, así que de la forma más disimulada posible, Mister y yo nos miramos como diciendo, bueno vámonos a tomar algo que hay que aquí no hay nivel y con toda nuestra autosuficiencia y guayez posible (término arrancado del post terraza de verano), nos dirigimos hacia una de los jardines de los laterales, donde se encuentran un par de neveras con una diversa selección de suculentos cócteles y copas: cerveza, coca cola y fanta/sevenup. Estuve a punto de pedir zumo de papaya (como en aquella terraza de verano junto a RC, MM, FN y CC), pero algo en mi interior me dijo que no iban a tener, quién sabe, igual me pasé de listo.

Y así, con cerveza en mano, damos inicio a una conversación. Nada elevado, de lo más normal. Poco a poco, nos vamos integrando en el ambiente Exchange Student. Hablamos con un Noruego que por alguna curiosa razón se ha traído una mochila a la fiesta, así como con algunos alemanes, americanos y un australiano.

Entonces, aparece en escena Doble N y aprovechamos para irnos a cenar algo rápido al bareto más cercano dentro de la Uni. Doble N ya ha cenado y se queda en la fiesta. Acabamos con una pizza y un kebab. No os recomiendo el kebab chino, si el de Estambul ya puede provocar cierto recelo, a saber de que estaba relleno el mío.

Con el estómago lleno, volvemos de nuevo al lío. Tratamos de buscar a Doble N por todas partes pero no hay forma, así que no nos queda otra que conquistar la pista de baile. En una de estas, Mister sale disparado contra un simpático chinillo. Este chinillo (o no tan chinillo, más bien chinazo), por alguna razón desconocida, acostumbraba a moverse más de lo que debiera provocando una transpiración excesiva de la que Mister tiene, digamos, detalles más cercanos.

Tras arrasar en la pista y dejar a todos los Exchange hipermegamazados por los suelos, decidimos que era hora de moverse, de cambiar de aire. Y salimos de nuevo a los jardines que rodean la sala de baile, allí nos acercamos donde los frigos que guardan las cervezas y empezamos una nueva animosa conversación con gente de por allí. Es así, como llegamos a conocer a nuestro querido amigo Patricio.

patricio

Un hombre con ascendencia valenciana que en su búsqueda desesperada por su segunda cerveza se fue a topar con Mister, quien conviertiéndose en jefe y señor de los frigos, empezó a surtir a cuantos se acercaban de latas gratis. Sin embargo, ahí no quedo todo. Este interesante personaje se vio en las suyas de practicar el español que sabía y nos hizo un candado del que no pudimos escapar. Así que en cuanto tuvimos oportunidad nos unimos a nuestros compañeros internacionales de Ricci Hall, cogimos un par de taxis y a… LKF!

En LKF después de andar siete veces por exactamente el mismo recorrido en un intento desesperado de encontrar una discoteca para la que Kai (nuestro German guy en Ricci) tenía una contraseña VIP, nos adentramos a un seven-eleven (o supermercado, para los no hongkoneses), en el que yo me hice con un botellín de agua, Mister con una cerveza y mención especial para Kevin (nuestro Koreano loco) que a dos pasos de la puerta, tratándose de meter su botella de ron o whisky con cola, la destrozó en mil pedazos contra el suelo. Eso sí, para compensar no sólo se compró otra sino que además se hizo con un par de croissants. De vuelta a la búsqueda, por fin damos con el susodicho local. Pero entonces, como en todas las expediciones en grupo, es cuando vienen los problemas. Nuestro hombres no venían preparados. Sin embargo, no carecían de ingenio. Así es, que al rato, estamos intentando entrar a una discoteca con fotos del pasaporte en el móvil para acreditar nuestra edad, a Kevin le fue bien. Sin embargo, perdimos un hombre y como buen equipo que somos: o todos o ninguno, y resolvimos la retirada.

Tras este intento fallido, nos encontramos de nuevo con Doble N y nuestro amigo Patricio, a quien el español, y no solo eso, se le ha subido un poco a la cabeza. Cantamos cumpleaños feliz a una china, nos intentamos colar en un sitio en el que había que comprar copas, con las copas vacías que Doble N mangó de diversas mesas, fuimos brutalmente echados. Al final, al igual que las noches, desaparecimos entre el fulgor de la gente, dejando aquel lugar impregnado de nuestra esencia, impregnado con the Party!

LKF

El contador de arena

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s